Mi vida empezó a cambiar hace 12 meses cuando decidí que era el momento de dejar atrás el lastre físico y psíquico que llevaba arrastrando desde que tengo uso de razón: el sobrepeso.  En este tiempo mi vida ha cambiado y no sólo físicamente: Hoy puedo decir que no sólo he perdido 16 kilos sino que he ganado mucho más. Ahora soy capaz de enfrentarme a un espejo y decirme “qué guapa que eres”, he ganado en autoestima, empiezo a conocer a la verdadera Desirée y ME QUIERO, algo que en 34 años jamás había llegado a sentir por mí. Sólo puedo daros las gracias por haberme cambiado la vida y, en especial, a mi nutricionista, Anna, por no dejar que decaiga en ningún momento.

Desireé Toscano Hermoso